miércoles, 23 de enero de 2013

Una vida solitaria entre tinieblas. Los Apterigotos

LOS INSECTOS. (INSECTA) (II)


 Campodea (Foto: autor)

Como ya he venido diciendo en este blog, el gran problema que se me planteó cuando me interesé por estos insectos fue el de su clasificación; aunque estaba  estudiando Biológicas, en el departamento no había claves como para poder clasificar los especímenes que yo pudiera recolectar; desde luego que teníamos una clave que era el Perrier, que en realidad se refería a la fauna francesa pero nos valía para trabajar con las fauna epigea de España. Ahora bien, clasificar invertebrados hipogeos y sobre todo cavernícolas era ya otra cosa. Y además se necesitaba del concurso de verdaderos especialistas.

Ese fue el motivo por el que, como ya he dicho aquí, empecé a colaborar con el Museo de Zoología de Barcelona teniendo la oportunidad de conocer personalmente al profesor Francisco Español y a Olegué Escolá en el IV Congreso Nacional de Espeleología celebrado en Marbella en Octubre de 1976. A partir de entonces se abrió por mi parte una estrecha colaboración con ellos, aunque hay que decir que el G.E.S de Málaga ya estaba colaborando con el Museo. Pero el problema no se resolvió totalmente porque ninguno de los dos eran especialistas en insectos (en este caso en apterigotos) aunque pudimos dar un paso importante.

ORDEN DIPLURA.-  Los dipluros tienen el cuerpo alargado y el abdomen con once segmentos, estando provistos de cercos. Su aparato bucal está hundido y atrofiado; son ciegos. Se dividen en cuatro familias: Procampodeidae, Campodeidae, Projapygidae y Japygidae. De estas cuatro sólo nos interesan los Campodeidae y los Japygidae, puesto que la primera y la tercera apenas si tienen interés bioespeleológico. La mayoría de los dipluros son pequeños y miden menos de  15mm aunque pueden llegar a los 60mm en las regiones tropicales como es en el caso de los Japyx. El último segmento abdominal termina en un par de cercos, no existinedo ningún filamento medio. En el caso de los Japyx estos cercos tienen forma de pinzas. Actualmente se conocen alrededor de 600 especies de Diplura en el mundo. Los dipluros son depredadores aunque sus hábitos no se conocen muy bien.




Familia Campodeidae (Campodeidos).-  Este es el grupo de apterigotos que, junto con los colémbolos, tiene más formas cavernícolas. Los Campodeidos han sido hallados en numerosas cavidades naturales o artificiales, corriendo o desplazándose libremente sobre las capas de arcilla, el guano y las coladas, o buscando refugio bajo las piedras o las oquedades del suelo. Las formas cavernícolas difieren poco de las endógeas y todas ellas son blancas, despigmentadas y anoftalmas, no importa cuál sea su hábitat. A pesar de lo dicho, sí hay alguna diferencia entre las formas cavernícolas y las endógeas aunque no de una manera muy palpable; por ejemplo, las primeras tienen una talla mayor, antenas y cercos más largos, un número de artejos antenales mayor y uñas provistas de crestas bien desarrolladas y estriadas.

Una de las formas más modificadas en este sentido es la conocida como Anisocampa leleupi; esta especie mide 6,5 mm sin los apéndices; las antenas tienen una vez y media la longitud del cuerpo y estan constituídas por 52 artejos; los cercos son tres veces más largos que el cuerpo (Condé, 1962). Por otra parte, hay que decir que esta interpretación se debe extraer de la génesis de estos caracteres, que no está en absoluto ligada al modo de vida cavernícola.

Si pensamos que el alargamiento y estilización de los apéndices se suele ligar a la idea que se tiene del "cavernícola ideal" (Racovitza), tendremos que reconocer que determinados Campodeidos troglobios constituyen el tipo de cavernícola más perfecto que se conoce; y no es que digamos que el alargamiento de la antenas, patas y cercos es exclusivo de las formas cavernícolas, pero tenemos que reconocer que sus resultados son verdaderamente espectaculares en algunos de ellos. Por otro lado hay troglobios muy evolucionados que no difieren sensiblemente de sus parientes endógeos; con todo esto llegamos a la conclusión de que el alargamiento de los apéndices no siempre es un hecho o resultado cavernícola.

La familia Campodeidae comprende diversos géneros, aunque en el caso de España los dos más importantes son el Campodea y el Plusiocampa. El Campodea engloba principalmente endógeos, aunque hay algunas especies de este género que pueden considerarse como troglófilas e incluso troglobias. El Plusiocampa engloba la inmensa mayoría de las formas cavernícolas recolectadas en las cavidades de la región mediterránea, de América del Norte e igualmente de España.


No hay comentarios: